Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3/08/17

María Gaetana Agnesi es conocida como una matemática talentosa del siglo XVIII, y de hecho fue una de las primeras matemáticas femeninas en el mundo occidental. Un prodigio matemático con grandes talentos lingüísticos, Agnesi hizo su mayor contribución a través de su clara exposición de álgebra, geometría y cálculo; sus colegas reconocieron el valor de su trabajo dentro de su propia vida.

Siendo la primera hija del matrimonio entre Pietro Agnesi y Anna Fortunato Brivio, Agnesi mostró interés temprano por la ciencia. Su padre, un rico profesor de matemáticasen la Universidad de Bolonia, animó y desarrolló estos intereses. Él estableció un salón cultural en su hogar, donde su hija presentaría y defendería tesis acerca de una variedad de asuntos científicos y filosóficos. Algunos de los invitados eran extranjeros, y María demostró su talento para los idiomas conversando con ellos en su propia lengua; a los 11 años conocía el griego, el alemán, el español y el hebreo, y ya dominaba el francés desde los cinco años. A los nueve años preparó un largo discurso en latín en el que promulgó una educación superior para las mujeres.

Los temas de estas tesis, generalmente defendidos en latín, incluían lógica, ontología, mecánica, hidromecánica, elasticidad, mecánica celeste y gravitación universal, química, botánica, zoología y mineralogía. Su segunda obra publicada, Propositionses philosophicae (1738), incluía casi 200 de estas disputas. Los intereses matemáticos de Agnesi se estaban desarrollando por este tiempo; a los 14 años resolvía difíciles problemas en balística y geometría analítica. Pero después de la publicación de Propositiones philosophicae, decidió retirarse del salón de su padre, ya que el ambiente social no le atraía; de hecho, estaba ansiosa por unirse a un convento, pero su padre la disuadió.

Sin embargo, Agnesi se retiró de la extrovertida vida social de su infancia, y dedicó los próximos 10 años de su vida a la matemática. Después de una década de intenso esfuerzo, produjo su Instituzioni analitiche ad uso della gioventù italiana (Métodos analíticos para el uso de jóvenes italianos) en 1748. El trabajo de dos volúmenes ganó el elogio inmediato entre los matemáticos y puso a Agnesi en el tapete de la opinión pública. El objetivo del libro de mil páginas era presentar un tratamiento completo y exhaustivo del álgebra y del análisis, incluyendo y enfatizando los nuevos conceptos del siglo XVIII. Por supuesto, el desarrollo del cálculo diferencial e integral todavía estaba en progreso en este momento; Agnesi incorporaría esta matemática contemporánea en su tratamiento del análisis.

El material abarcaba álgebra elemental y la teoría clásica de ecuaciones, geometría de coordenadas, cálculo diferencial y integral, series infinitas y la solución de ecuaciones diferenciales elementales. Muchos de los métodos y los resultados se debían únicamente a Agnesi, aunque su humilde naturaleza la hizo excesivamente cuidadosa para dar crédito a sus predecesores. Su nombre se asocia a menudo a una cierta curva cúbica llamada la versiera y conocida más comúnmente como la “bruja de Agnesi.” Ella no era consciente de que Pierre de Fermat había estudiado la ecuación anteriormente en 1665. Esta curva en forma de campana tiene muchas propiedades interesantes y algunas aplicaciones en física, y ha sido una fuente continua de fascinación para muchos matemáticos.

Bruja de Agnesi

El tratado de Agnesi fue aclamado por su excelente tratamiento y su clara exposición. Las traducciones al francés y al inglés del italiano original se consideraban de gran importancia para el estudiante serio de matemática. El papa Benedicto XIV le envió una nota de felicitación en 1749, y en 1750 fue nombrada en la cátedra de matemática y filosofía natural de la Universidad de Bolonia.

Sin embargo, la personalidad reclusa y humilde de Agnesi la llevó a aceptar la posición sólo en forma honoraria, y ella nunca enseñó realmente en la universidad. Después de la muerte de su padre en 1752, comenzó a retirarse de toda actividad científica, interesándose más por los estudios religiosos y el trabajo social. Ella estaba particularmente preocupada por los pobres, y cuidaba de la educación de sus numerosos hermanos menores. En 1762 estaba muy alejada de la matemática, por lo que rechazó la petición de la Universidad de Turín de que actuara como árbitro del trabajo de Joseph-Louis Lagrange sobre el cálculo de variaciones. En 1771 Agnesi se convirtió en la directora de una casa milanesa para enfermos, cargo que ocupó hasta su muerte en 1799.

Es interesante notar que la sostenida actividad de su intelecto durante 10 años fue capaz de producir el Instituzioni, una obra de gran excelencia y calidad. Sin embargo, ella perdió todo el interés en la matemática poco después y no hizo ninguna otra contribución a esa disciplina. La principal contribución de Agnesi a la matemática es la Instituzioni, que ayudó a difundir el conocimiento matemático y a entrenar a futuras generaciones de matemáticos.

 

 


Fuente bibliográfica:

  • McElroy, Tucker (2005) A to Z of Mathematicians. Facts On File, Inc.

 

Read Full Post »